Rendimientos del Capital Mobiliario.

Posted by | febrero 03, 2015 | Uncategorized | No Comments

Distribución de la prima de emisión de acciones o participaciones.

Valores cotizados.- No se produce variación respecto de la norma vigente a 31.12.2014, es decir, el importe recibido minora el valor de la cartera hasta su anulación y el exceso tributa como rendimiento del capital mobiliario.

Valores no cotizados.- Cuando la diferencia entre el valor de los fondos propios del último ejercicio cerrado con anterioridad a la fecha de la distribución de la prima correspondiente a las acciones o participaciones y su valor de adquisición, sea positiva, el importe obtenido (o el valor normal de mercado de los bienes derechos recibidos), se considerará rendimiento del capital mobiliario con el límite de la citada diferencia positiva. En caso de que lo percibido exceda del límite fijado, el exceso minorará el valor de adquisición de las acciones o participaciones hasta hacerlo cero. Si tras esto, lo percibido supera también el importe del valor de adquisición, el nuevo exceso, también será rendimiento del Capital Mobiliario.

El valor de los fondos propios, a computar proporcionalmente a las acciones o participaciones detentadas, se minorará:

  1. En el importe de los beneficios repartidos con cargo a reservas con anterioridad a la fecha de distribución de la prima de emisión.
  2. En el importe de las reservas legalmente indisponibles que se hubieran generado con posterioridad a la adquisición de las acciones o participaciones.

EJEMPLO

Entidad “X” con capital social de 100.000 euros y prima de emisión de 30.000 euros.
El Sr. “Y” compra el 10% de las participaciones sociales por importe de 15.000 euros.
Se le distribuyen 2.000 euros de prima de emisión.
Los fondos propios de la “X” a 31.12.2014 son de 160.000 euros.

A. Tributación si el reparto se produce en 2014.

No se producirá tributación por los 2.000 euros y sí una minoración en el valor de sus participaciones:

(15.000 – 2.000) = 13.000 Euros valor de las participaciones.

B. Tributación si el reparto se produce en 2015.

Sí se producirá tributación por los 2.000 euros con el límite de la diferencia entre el valor de los fondos propios del último ejercicio cerrado con anterioridad a la fecha de la distribución de la prima correspondiente a las acciones o participaciones y su valor de adquisición. Así el límite vendrá dado por:

(10% s/ 160.000 – 15.000) = 1.000 Euros

De esta forma tributará por 1.000 euros como rendimiento de capital mobiliario
Al mismo tiempo las participaciones quedarán valoradas:

(15.000 – (2.000-1.000)) = 14.000 euros.

Si el reparto de la prima de emisión determinó rendimientos del capital mobiliario y con posterioridad el contribuyente obtuviera dividendos o participaciones en beneficios de la misma entidad en relación con acciones o participaciones que hubieran permanecido en su patrimonio desde la distribución de la prima de emisión, el importe de éstos minorará el valor de adquisición de las mismas, con el límite de los rendimientos del capital mobiliario previamente computados por el reparto de la prima de emisión.

EJEMPLO DE CONTINUACIÓN

Imaginemos que habiendo tributado en 2015 en los términos señalados, en el ejercicio 2018 recibe un dividendo de 1.500 Euros.

Tributación en 2018.

En este caso de los 1.500 euros recibidos en concepto de dividendos, 1.000 euros minorarán el valor de adquisición de las participaciones, tributando el resto (500 euros) como rendimiento de capital mobiliario.

De esta forma las participaciones quedarán valoradas (14.000 – 1.000) = 13.000 euros.

 


Reducciones de capital con devolución de aportaciones correspondientes a valores no cotizados.

Valores cotizados.- No se produce variación respecto de la norma vigente a 31.12.2014, es decir, el importe recibido minora el valor de la cartera hasta su anulación y el exceso tributa como rendimiento del capital mobiliario.

Valores no cotizados.- Cuando la diferencia entre el valor de los fondos propios del último ejercicio cerrado con anterioridad a la fecha de reducción de capital y su valor de adquisición, sea positiva, el importe obtenido (o el valor normal de mercado de los bienes derechos recibidos), se considerará rendimiento del capital mobiliario con el límite de la citada diferencia positiva.

En caso de que lo percibido exceda del límite fijado, el exceso minorará el valor de adquisición de las acciones o participaciones hasta hacerlo cero. Si tras esto, lo percibido supera también el importe del valor de adquisición, el nuevo exceso, también será rendimiento del Capital Mobiliario.

El valor de los fondos propios, a computar proporcionalmente a las acciones o participaciones detentadas, se minorará:

  1. En el importe de los beneficios repartidos con cargo a reservas con anterioridad a la fecha de reducción de capital.
  2. En el importe de las reservas legalmente indisponibles que se hubieran generado con posterioridad a la adquisición de las acciones o participaciones.

Si la reducción de capital con devolución de aportaciones determinó rendimientos del capital mobiliario y con posterioridad el contribuyente obtuviera dividendos o participaciones en beneficios de la misma entidad en relación con acciones o participaciones que hubieran permanecido en su patrimonio desde la reducción de capital con devolución de aportaciones, el importe de éstos minorará el valor de adquisición de las mismas, con el límite de los rendimientos del capital mobiliario previamente computados.

Planes de Ahorro a Largo Plazo

(DA 26ª y DA 31ª LIRPF).

Es una nueva figura (contrato) que articula la Disposición Adicional 26ª de la LIRPF, que entendemos será comercializada a partir de 2015 por entidades de seguros (Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo SIALP) o entidades financieras (Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo CIALP), en los que el contribuyente puede aportar un máximo anual de 5.000 euros/año, que solo puede rescatar en forma de capital y de los que se le garantiza recuperar, como mínimo, el 85% de las aportaciones realizadas.

Además, sus aspectos más significativos pueden ser:

  1. En el caso de los SIALP, no pueden cubrir contingencias distintas de supervivencia o fallecimiento. El contribuyente es contratante, asegurado y beneficiario, salvo fallecimiento.
  2. Un contribuyente sólo podrá ser titular de forma simultánea de un Plan de Ahorro a Largo Plazo.
  3. La permanencia será de 5 años.
  4. Los rendimientos obtenidos (si se cumplen los requisitos requeridos en la norma) estarán exentos de tributación, siendo la rentabilidad exenta toda la que se produzca a lo largo de la vida del producto financiero, si se cumplen condiciones y se rescata en forma de capital.
  5. Los rendimientos que generan los depósitos y los contratos financieros obligatoriamente se integrarán en la Cuenta Individual, y no computarán a efectos de este límite.
  6. En caso de perder la exención su tributación se hará como capital mobiliario, y se hará en ese momento de todos los rendimientos positivos obtenidos desde la apertura del Plan, con práctica de retenciones.
  7. Los rendimientos del capital mobiliario negativos que pudieran obtenerse durante la vigencia o extinción del Plan, se imputarán al período impositivo en que se produzca dicha extinción y únicamente en la parte del importe total de dichos rendimientos negativos que exceda de la suma de los rendimientos del mismo Plan a los que hubiera resultado de aplicación la exención.

 

Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS)

(DA 3ª, DT 14ª y DT 31ª LIRPF)

Recordando de forma básica que la ventaja fiscal de esta figura es la exención de la rentabilidad hasta que se constituye la renta vitalicia objeto del Plan, las principales novedades que le afectan son:

  1. Se reduce de 10 a 5 años la antigüedad de la primera prima satisfecha respecto a la fecha en que se constituye la renta vitalicia, para poder tener derecho a la exención.
  2. Los PIAS formalizados antes de 1 de enero de 2015 también tendrán esta reducción referida en el plazo.
  3. Se regula la transformación en PIAS, susceptibles de la exención, de determinados contratos de seguro de vida formalizados con anterioridad a 1 de enero de 2007, siempre que concurran los requisitos establecidos para esta figura, es decir:
    1. Contratante, asegurado y beneficiario sean el propio contribuyente.
    2. El importe de las primas no haya superado los 8.000 euros anuales.
    3. El montante global máximo de primas aportadas se eleva a 240.000 euros.
    4. Haber transcurrido al menos 5 años desde el pago de la primera prima.

Capital mobiliario negativo derivados de donaciones.

(Art. 25.6 LIRPF)

Los rendimientos del capital mobiliario negativos derivados de donaciones de activos financieros representativos de deuda, no podrán computarse.

Reducción por periodo de generación.

La reducción por irregularidad aplicable sobre los rendimientos del capital mobiliario con período de generación superior a dos años o que se califican reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se ve modificada en los siguientes términos:

  1. El reduce el porcentaje de reducción por irregularidad del 40 al 30%, siendo solamente de aplicación cuando los rendimientos irregulares, se imputen a un único período impositivo.
  2. Se establece un nuevo límite máximo de 300.000 euros anuales como la cuantía del rendimiento neto sobre la que se aplicará la reducción (30%).
  3. Se articula un régimen transitorio para aquellos contribuyentes que puedan verse perjudicados por esta minoración.

Rendimientos derivados de seguros cuyo beneficiario es el acreedor hipotecario.

(DA 40ª LIRPF)

Las rentas percibidas por el acreedor hipotecario (deberá ser una entidad de crédito), cuando se produce la incapacidad del asegurado propietario de la vivienda, para amortizar el préstamo, tendrán el mismo tratamiento que si el beneficiario hubiera sido el mismo contribuyente, es decir, rendimientos del capital mobiliario.

Hasta ahora la Dirección General de Tributos interpretaba que constituía una ganancia patrimonial para la persona física.

Están exonerados de la obligación de retener.

Se busca que tributen como rendimientos del capital mobiliario, en sede del prestatario, las prestaciones por la contingencia de incapacidad derivadas de estos contratos de seguro en los que el contratante es una persona física y el beneficiario cierto una entidad financiera, acreedor hipotecario del contribuyente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR